El equipo de I+D de INKAS® se enorgullece en anunciar que ha desarrollado y probado un concreto que contiene aceite, para la cementación de líquidos orgánicos, el cual puede ayudar en la recuperación ambiental. Este método innovador hace posible solidificar líquidos orgánicos radiactivos para un almacenamiento seguro a largo plazo e incorporar arenas que contienen aceite en el concreto estructural.

Por encargo del Laboratorio Nacional Oak Ridge, INKAS® I&D diseñó una composición cementosa especial que es capaz de producir concreto que contenga hasta un 40-50% de aceite en volumen, con el propósito de solidificar líquidos orgánicos radioactivos para cumplir con los requisitos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El volumen de líquidos orgánicos radiactivos que hay que tratar no suele ser superior a unos pocos metros cúbicos por año y, por tanto, a pesar de su utilidad, esta innovadora composición cementosa no tiene una aplicación a gran escala en este ámbito.

Durante esta investigación, el equipo de I+D de INKAS® pudo demostrar aplicaciones potenciales adicionales para este método, como el uso de arena contaminada con aceite «tal cual» en lugar de agregados finos naturales para la producción de concreto.

El derrame de petróleo crudo tiene un impacto alto en el medio ambiente y afecta las propiedades físicas y químicas del suelo circundante. Debido al costo sustancial de los esfuerzos de limpieza y eliminación de la arena contaminada con aceite, mezclarla con cemento y usarla en la construcción es una alternativa viable que da como resultado un método de recuperación más asequible.

Una de las aplicaciones más prometedoras de este método innovador se puede ver en Canadá, con la capacidad de reducir el impacto ambiental de los residuos de arenas petrolíferas, el cual provee un recurso importante para Canadá y el mercado mundial.

Los residuos de arenas petrolíferas son una mezcla de agua, arena, sedimentos finos, arcilla, bitumen residual e hidrocarburos más ligeros, sales inorgánicas y compuestos orgánicos solubles en agua. Con recursos virtualmente ilimitados en las arenas petrolíferas, la innovadora composición cementosa de INKAS® está bien posicionada como una solución efectiva para convertir los residuos de arena petrolífera en concreto estructural.

Un ejemplo de los resultados de este método se evidencia en la Figura 1, la cual presenta muestras de composición cementosa endurecida elaboradas para el Laboratorio Nacional Oak Ridge y que contiene 40% de aceite por volumen.

El equipo de I+D de INKAS® continúa explorando aplicaciones y probando este nuevo método en varios proyectos de recuperación ambiental. Los resultados hasta ahora muestran una gran promesa para minimizar el impacto humano en el planeta. Para obtener más información sobre otras investigaciones realizadas por el equipo de I+D de INKAS®, haga clic aquí y aquí.

Comments are closed.