Con más de 3 mil millones de toneladas producidas cada año, el cemento es el material de construcción más utilizado en el mundo y uno de los dos mayores productores de dióxido de carbono (CO2) a nivel mundial. El cemento representa entre el 5 y 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el hombre.

Más allá de las emisiones de CO2, el polvo que se genera de la manipulación del cemento es un problema importante para quienes se ocupan directamente de el. La inhalación de este polvo es nocivo para la salud y por lo tanto crea un entorno con requerimientos especiales para trabajar.

Sin tanto éxito, se han realizado numerosos intentos en la industria para consolidar el cemento actual en un cemento granulado sólido. El equipo de I+D de INKAS® ha probado, demostrado y patentado un método para crear cemento granulado que proporciona una solución práctica dentro de la industria.

Existe una variedad de procedimientos y equipos de granulación que se pueden dividir en dos principios básicos de granulación:

  • Granulación en seco con partículas de polvo agregadas a alta presión y,
  • Granulación en húmedo con el uso de aglutinantes.

La granulación en seco de cemento a presión no es una opción viable, ya que el polvo no se puede simplemente comprimir y volverse sólido y, la granulación húmeda que implica el uso de aglutinantes es posible, pero reduce significativamente la actividad del cemento ya que cualquier contacto con el agua iniciaría la reacción química irreversible que solidifica el cemento.

En el caso de un aglutinante soluble en agua, causaría la hidratación del cemento, lo que reduciría la actividad del mismo y requeriría de nuevo la trituración de la las partículas que contienen los aglomerados hidratados.

En el caso de un aglutinante insoluble en agua, los gránulos deben volver a triturarse antes de ser mezclados con agua, hasta el tamaño de los granos de cemento originales. El aglomerante insoluble en agua endurecido reduciría entonces la actividad del cemento.

Sin embargo, el equipo de I+D de INKAS® descubrió la capacidad de utilizar un aglutinante «invisible» especial, que crea un campo de fuerza de interacción intermolecular entre partículas de cemento. Estas fuerzas de atracción mutua que existen de forma natural entre los granos, se multiplican por un proceso de activación fisicoquímica que fue desarrollado por el equipo de I+D de INKAS®. El incremento en la atracción de las partículas de cemento entre sí, hace posible recubrir los granos de cemento en polvo submicrónico más pequeño, permitiendo la granulación del cemento mientras está en un estado activado y cargado.

Los resultados de esta granulación se muestran en las fotos adjuntas. La figura 1 muestra una imagen de las partículas de cemento de tamaño micrométrico, recubiertas por humo de sílice submicrónico en el proceso de activación fisicoquímica obtenida mediante un microscopio electrónico de barrido (MEB), y la figura 2 muestra una mezcla cementosa granulada.

Este innovador cemento granulado fue desarrollado, producido y patentado por INKAS® y denominado “Macrocemento”. INKAS® agradece a sus socios, y en particular a Estelle Havva Balevi de NRC-IRAP, por hacer posible esta investigación. Para obtener más información sobre el macrocemento, visite la página de Patentes de Google o haga clic aquí para leer más.

Comments are closed.