INKAS® se enorgullece en anunciar que la investigación de terceros ha demostrado que su nueva e innovadora tecnología verde, el cemento autoprotector, puede reducir un asombroso 3-5% de las emisiones globales de carbono creadas por el concreto, una de las mayores fuentes de contaminación de carbono causada por el hombre en nuestro planeta.

Con las crecientes preocupaciones ambientales, los gobiernos de todo el mundo han estado ordenando a las industrias clave que reduzcan significativamente las emisiones de carbono y cumplan con objetivos estrictos. Sin embargo, la industria del concreto ha sido ignorada en gran medida por los responsables políticos y, en cambio, ha aumentado constantemente las emisiones de CO2 año tras año. Según una noticia de Seth Borenstein de The Associated Press, el cemento, el componente clave del concreto, ha duplicado silenciosamente las emisiones de dióxido de carbono en los últimos 20 años a casi 2,900 millones de toneladas.

Aunque existen opciones de cemento más ecológicas, generalmente no son económicamente factibles o prácticas en el campo, y tienden a resultar en una menor resistencia y durabilidad del concreto, una preocupación estructural y de seguridad importante para la infraestructura crítica como edificios, carreteras y puentes.

«Como empresa con visión de futuro, INKAS® se dedica a crear un mañana mejor y más seguro, por lo que damos una gran importancia a la sostenibilidad y la adaptación de la tecnología verde», afirmó David Khazanski, CEO de INKAS® Group of Companies. «Entendemos que la adaptación del cemento más ecológico en toda la industria debe tener sentido comercial, lo que significa mantener la asequibilidad y la confiabilidad que hacen del concreto un material de construcción deseable para empezar, una perspectiva que nos ha llevado a diseñar una alternativa factible e inigualable capaz de reemplazar el cemento Portland estándar de la industria utilizado en la actualidad».

Una investigación independiente en la Universidad de Toronto ha confirmado que el cemento autoprotector patentado INKAS® supera al cemento Portland ampliamente utilizado en términos de longevidad del cemento y durabilidad del concreto. Además, se puede utilizar sin ninguna inversión de capital adicional utilizando procesos tecnológicos estándar y equipos existentes. Al abordar las ineficiencias clave del cemento en cada fase a lo largo de todo el ciclo de vida del concreto, INKAS® ha desarrollado un cemento superior con una fracción de la huella de carbono, lo que resulta en una:

  • Reducción de emisiones del 4-5% a partir del aumento de la longevidad del concreto Dado que la principal causa del deterioro del concreto con el tiempo se debe a la exposición a la humedad, el uso del cemento SPC repelente al agua otorga como resultado un concreto más duradero que requiere menos reparación a largo plazo, lo que reduce significativamente el consumo de cemento durante la vida útil de 20 años del concreto.
  • Reducción de emisiones del 2-4% a partir de una vida útil prolongada y una reducción significativa de los residuos A medida que el cemento comienza a deteriorarse tan pronto como se expone a la humedad en el medio ambiente durante el almacenamiento o el transporte, la vida útil del cemento es notoriamente corta y otorga como resultado cantidades significativas de cemento desperdiciado que debe eliminarse. La alta resistencia de SPC a la humedad da como resultado una vida útil significativamente mayor, lo que reduce significativamente los desechos de cemento y elimina la necesidad de producir cemento de reemplazo para mantenerse al día con la demanda de la industria.
  • Reducción de emisiones del 1-2% de una mayor calidad del cemento Las partículas SPC son más estrechas que el cemento Portland comúnmente utilizado, lo que le permite lograr una mejor distribución en toda la mezcla de concreto. SPC, combinado con el método de mezcla de alta eficiencia patentado por INKAS®, da como resultado un mejor rendimiento del cemento con una cantidad reducida de cemento.
  • Reducción de emisiones del 1% gracias a una mayor eficiencia de molienda SPC requiere menos consumo de energía durante la molienda de cemento, lo que resulta en un mayor ahorro de energía comparado con los procesos de molienda estándar.

En general, INKAS® Self-Protecting Cement ofrece una solución viable y lista para el mercado con importantes ahorros de costos a largo plazo y el enorme potencial para reducir las emisiones de carbono en la industria del concreto. Para obtener más información sobre el cemento autoprotector patentado INKAS®, consulte la patente en Google o lea el artículo en ScienceDirect. Para consultas sobre asociaciones de la industria y disponibilidad de SPC, envíenos un correo electrónico para obtener más detalles.

Comments are closed.